sábado, 17 de julio de 2010

Nuestro diario



Embriaga mis sueños

con el sabor de tus besos

ocultos

en el abrazo

de mi almohada

hoy ahogada

por las lagrimas

que te recuerdan

entre

el oscuro silencio

de la noche,

con palabras

que me llaman

desde mi corazón

para darle vida

a la sangre

que riega mis poesias,

pero no

me despiertes si duermo

pues mi alma

cobra vida

para

dar alas a mi amor

con la compañia

de los ángeles

que sostienen

mis sueños,

y regálame

los secretos

de los latidos

de tu corazón,

para que nuestras

almas

vuelen juntas

formando

el arco iris que da vida

al libro de nuestros

recuerdos

en la luz de nuestra

vida.

(eremoll)




1 comentario:

  1. ¡¡¡Precioso!!!, que bueno que hayas vuelto a escribir, besos

    ResponderEliminar